UN MASAJE MUY ESPECIAL

El experto en Osteopatía y Quiropráctica Marcos Catalán, autor del libro Fitness para mejorar tu sexualidad, recomienda estas técnicas para darle a tu amor uno de los masajes más sensuales:

Aceites y cremas. Sirven mucho para evitar tirones en las zonas con vello. Hay aceites esenciales tonificantes como el romero, activadores de la circulación como la menta o sedantes como la caléndula. Cubre tu torso y el de tu chico de crema o aceite y abrácense desde todos los ángulos para disfrutar una increíble sensación de suavidad y complicidad.

Iluminación tenue. Tú puedes provocar una atmósfera sensual, según el color y la intensidad de la luz. En una habitación semioscura, con la luz del atardecer entrando de lado por una persiana medio abierta, se forman rayos de luz que con el movimiento del cuerpo dan la sensación de estar en una película muda en blanco y negro.

Sonidos naturales. La música provoca distintos estados de ánimo, así que puedes probar sonidos diferentes. Por ejemplo, de olas del mar, de lluvia cayendo en la ventana, de tormenta y de vez en cuando un trueno; esto hará que ustedes dos pongan a prueba las patas de la cama.

Sentidos e imaginación. Hay una infinidad de elementos para el masaje, que pueden usarse de mil maneras y propiciar el acercamiento sensual entre ustedes; usen la imaginación. Plumas, hielo, colgantes, antifaces, pañuelos, cuerdas, esposas, látigos, cinturones, juguetes sexuales, espejos…

Manos deslizantes. Haz movimientos suaves y prolongados con las palmas y dedos de tus manos.

Circulación sanguínea. Pasa la palma y los dedos de tu mano por la zona que él elija, sin perder contacto con su piel en ningún momento. Haz cierta presión, enfocándote en estimular su circulación sanguínea y calentar la zona friccionada.

Cachetadas excitantes. Unas palmadas en la cara, dadas con las dos manos alternativamente, en un contacto breve y enérgico pero nunca doloroso, tendrán unos efectos muy estimulantes.

Vibraciones. Haz entusiasmar a tu pareja con las yemas de tus dedos, agitando suavemente su piel con distinta amplitud y velocidad.

Fricción extasiante. Frota su piel con toda tu mano, atrapando el músculo y despegándolo con movimientos deslizables y alternos de las dos manos.

Pellizcos de placer. Es un movimiento muy estimulante, pero debes realizarlos con cuidado para no lastimarlo.

Presiones que relajan. Aplícale unos apretones con cualquier parte de tus manos y en puntos concretos.

Fuente:joediaz

About these ads

Una respuesta

  1. Muchas gracias por compartir esta informacion, sin duda me sera de utilidad
    Saludos
    GB

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 130 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: