Hace falta autoridad

hace-falta-autoridadAnalizando la historia reciente de nuestro país vemos que hemos tenido grandes crisis. De hecho todos los países atraviesan por grandes crisis de vez en cuando. “Los tropezones hacen levantar los pies” dice un viejo y conocido refrán. Suponemos que si la caída no nos hace perecer, al levantarnos somos más fuertes. Pero no deja de sorprenderme que es la primera vez que tenemos tantas crisis juntas.

Por ejemplo: en el 2003 tuvimos una sóla crisis, de índole económica por la situación de la banca comercial; en 1994 tuvimos una sóla crisis también, ésta vez de índole política por los cuestionamientos a los resultados de las elecciones de ese año; en 1965 la crisis fué política, social y militar, pero como consecuencia de la crisis política derivada del golpe de estado a Juan Bosch en 1963; y así podemos seguir mirando en retrospectiva hasta el 27 de Febrero de 1844 y veremos que hemos enfrentado grandes crisis, pero una a la vez.

En esta oportunidad, tenemos un cocktail de crisis, como si fuera una especie de ensalada de crisis. Para empezar tenemos dos crisis económicas: la crisis económica local fruto de las consecuencias de la crisis económica internacional y la crisis económica local fruto de las consecuencias de la política económica local. Tenemos la crisis del suministro de energía eléctirca que nada tiene que ver con la quiebra del sistema financiero norteamericano. La crisis de seguridad ciudadana, la crisis y el caos del tránsito, la crisis moral y de inversión de valores, la crisis de los tres partidos políticos tradicionales, la crisis en el sector salud, la crisis en educación, la crisis del narcotráfico, etc., etc., etc.

Analizando los factores de estas situaciones de crisis, vemos que cada una tiene sus orígenes en motivaciones diferentes. Al provenir de diferentes ámbitos, cada crisis tiene su orígen en escenarios distintos, sin embargo vemos con preocupación como hay un común denominador entre todas ellas. La falta de Autoridad.

En este país la autoridad parece haberse ido de vacaciones permanente. Existe falta de autoridad para cumplir la tantas veces repetida promesa de revisar los contratos de electricidad con los generadores para abaratar los costos de generación de la energía eléctrica y por ende el precio que se les cobra a los tontos consumidores.

No hay autoridad para que la Policía Nacional impida que diariamente se produzcan en cualquier parte del país un atraco, o un secuestro, o un asesinato. No hay autoridad para que la justicia impida que un delincuente confeso y/o apresado con la evidencia suficiente sea puesto en libertad o se le permita salir de la cárcel.

Tampoco existe autoridad para impedir que diariamente motoristas se trasladen en vía contraría o para que motoristas entren y salgan por los túneles o suban y bajen de los elevados. Falta autoridad ara que los conductores de todo tipo de vehículos crucen semáforos en rojo como si estuvieran verdes.

Si creen que exagero (y eso que por razones de espacio sólo escribo sobre ciertos tópicos) les remito a los siguientes titulares de noticias aparecidos en los últimos 15 días en diferentes medios de comunicación: “Leonel Fernández dice sentirse avergonzado por escándalos Marina de Guerra” – “Director de Aviación Civil y Jefe FAD dicen no hay control del espacio aéreo en nuestro país” – “Jefe de la Policía Nacional dice asesino de la Mayor de esa institución estaba supuesto a estar preso porque había sido apresado y condenado y no se explica como estaba suelto” – “Secretario de Industria y Comercio dice sentirse impotente para hacer que los comerciantes bajen los precios de los artículos de la canasta familiar” – “Miguel Cocco dice funcionarios compiten a ver quien hace más ostentación” – “Euclides Gutierrez advierte corrupción en Gobierno PLD”. Todos demuestran una falta de autoridad alarmante.

¿Si los funcionarios responsables de resolver los problemas se quejan de ellos mismos, que nos dejan a los ciudadanos? Sus quejas no son más que una muestra de sus propias incapacidades para cumplir con sus responsabilidades. Y como se dice en derecho “A confesión de parte… relevo de pruebas”

Fuente:VICTOR GOMEZ CASANOVA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: