Juzgado de paz de Hato Mayor en “venta” por falta de pago

juzgado-de-paz-de-hato-mayor-en-venta-por-falta-de-pago

HATO MAYOR.- La falta de un edificio para concentrar los tribunales, ha colocado la justicia local en entredicho, y ahora el propietario del local que aloja el Juzgado de Paz, colocó un letrero que anuncia la venta del inmueble. Desde antes de Hato Mayor elevar su statu a provincia, ocurrido en 1984, la justicia en esta ciudad ha estado operando en locales alquilados y de manera dispersa, mientras abogados, fiscales, jueces, sacerdotes y periodistas han estado demandando la terminación del palacio de justicia, que inició Leonel Fernández en su primer período de gobierno en 1996.

La vieja casona, propiedad del fallecido ex gobernador civil, José Altagracia Núñez Silvestre, ubicado en la calle Miches, en el sector Las Guamas, estaría siendo vendido por un millón 200 mil pesos, según comunicó la viuda Amada Balbuena de Núñez a este medio.

Se supo que jueces y fiscales y andan buscando un nuevo local, después que sus propietarios colocaran un letrero que se lee “Se Vende esta Propiedad”.

El juzgado de Paz de Hato Mayor ha operado en más de cinco locales alquilados distintos, mientras que la fiscalía y el tribunal de Primera Instancia, también operan en locales alquilados, distantes del centro de la ciudad, en el sector Puerto Rico, al sur del municipio cabecera de provincia.

Se recuerda que en 1991, desconocidos prendieron fuego al juzgado de paz de Hato Mayor, en una acción que se atribuyó a familiares de los propietarios, que reclamaban el pago del local  a la Suprema Corte de Justicia.

Aparte de que operan en locales alquilados, los tribunales y la fiscalía de Hato Mayor, los mismos se desenvuelven en unas estrecheces espantosas, donde los documentos importantes y los cuerpos de delitos son observados tirados en los pisos, por falta de archivos.

Documentos importantes que tienen que ver con la historia de Hato Mayor y su desenvolvimiento económico han sido sustraídos en el tiempo, porque los tribunales, tampoco tienen vigilantes nocturnos.

La justicia opera en esta ciudad en viejas casonas, que en todos los casos, llueve adentro y escampa afuera y donde la falta de mobiliarios es tangible.

Los estrados construidos en los años 60 lucen desaliñados y faltos de  pinturas, mientras que los espacios donde se desarrollan las audiencias se asemejan a un rincón de cocina, por la estrechez que presentan.

Fuente:EFE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: