Incertidumbre por despidos zonas francas; oposición sugiere crear un fondo especial

incertidumbre-por-despidos-zonas-francas-oposicion-sugiere-crear-un-fondo-especialSANTIAGO.- El silencio arropó ayer los polvorientos y olvidados caminos de Matanzas, en Santiago. Calladito se mantuvo Darinel Marte, dueño del comedor y el supermercadito que se nutría del bolsillo y la algarabía de la gente hoy despedida por la Caribbean Industrial Park, empresa del Grupo M. Su impotencia es tan grande que la bachatica dominical no halló coro en su negocio.

El mutismo también contagió a la mayoría de casas del callejón vecino del Centro Educativo Matanzas. Nadie murió ni tampoco era misa de nueve días, pero el sigilo tiene nombre y apellido: El desahucio de cuatro mil trabajadores que mantienen al barrio “con el moco para abajo” .

“Mataron a uno con los cuartos”, fue lo primero que le salió a Sandro Alonzo cuando una pregunta interrumpió la danza de su silencio. Como operario, él ofrendó once años de su vida a la empresa donde llegaba a pie y cobraba entre 1,200 y 1,500 pesos semanales. Desde su galería sin empañetar se queja de que en más de una década de trabajo y específicamente cuatro años sin liquidar, sólo recibió 30,300 pesos.

”Todo eso se perdió, no sé qué voy hacer; uno con tres muchachos”, fue la última frase balbuceada por Alonzo antes de recogerse en el rincón donde gobernaba su pensamiento. Su esposa, antigua operaria de la misma textilería, contribuye al sustento de la casa lavando, limpiando y fregando en hogar ajeno. Al mes, Paula Herrera recibe cuatro mil pesos que unido a la “chilata” que recibía su esposo, les servía para mantener a la familia e ir pegando blocks en la casa a medio terminar.

Incertidumbre e inseguridad sobre un futuro nebuloso caracterizan las cuestecitas huérfanas de asfalto de Matanzas. La comunidad sembrada de bancas de apuestas y sin parque infantil ni subcentro de salud, sufre ahora el aumento del desempleo por los despidos del Grupo M, debido a la baja en los encargos internacionales y la crisis en Estados Unidos.

El “cuco” de la carta de despido le salió a Rosanny Ortiz hace cuatro meses. Ella también laboró allí durante once años y “por reducción de personal” se vio obligada a improvisar un salón de belleza frente a su vivienda. Es madre de tres niños y estudiante estacionada en el sexto grado.

En el afán de hacer rolos y ‘laciar’ melenas, Rosanny invierte buena parte del día. En el ‘salón’ que comparte el piso de tierra con las piezas desabolladas por su esposo hay un pedazo de espejo colgado en la pared sin pañete. “Pa’ que la gente se vea”, dijo.

“La mayoría de canceladas son mujeres. No quiero volver a la zona franca porque no pagan horas extras, humillan a una y los supervisores te tratan como animales. Yo cobraba y lloraba porque no me daba ni para comprar unos panties”, expresó de sopetón la nueva estilista del sector.

Ivelisse Burgos, antigua operaria del recinto textil, salió en “tubis” a ofrecer su testimonio. La madre soltera de dos infantes recibió 32,810 pesos posterior a la cancelación. “Esos chelitos se fueron en arroz y vaina”, dijo antes de confesar que esperará a enero a ver si consigue algo o de lo contrario ”venderé habichuelas o maíz sancochado”. La mujer que recibe dos mil pesos de su ex marido “cada seis meses, cuando él se sueña”, se quejó del pago puntual y durante años de un seguro médico que al salir sólo podrá utilizar por tres meses. “Aquí, los desempleados nos chocamos unos con otros”, dejó claro.

“Partía el alma”
Una empleada del Grupo M que pidió no ser identificada, aseguró que el dolor por los despidos del viernes “partían el alma”. El preaviso que llegó a principios de diciembre también puso contentos a muchos porque “querían sus chelitos”, al tener cuatro años sin obtener liquidación. Pero, expuso la mujer, la mayoría estaba triste pues el Grupo M era su principal fuente de ingreso y sucedió en plena Navidad.

El rostro de Bonao
Un enjambre de motocicletas surca a todas horas las calles de Bonao. La cancelación de 900 personas de la empresa Falcondo Xtra Níquel, no sólo afecta la economía de la provincia Monseñor Nouel, sino las fiestas patronales, actividades educativas, ambientales y cuanto canastazo deportivo se organizaba. Los aportes de la Falconbridge copaban diversos renglones de la vida social, cultural y deportiva de la Villa de las Hortensias. Además, la firma afectada por la depreciación internacional del ferroníquel, patrocinaba el 95% de los programas que se difunden por tres canales de televisión, propiedad de Pedro María Jiménez.

En el edificio de la Cooperativa de Falconbridge, donde se asentó la deuda millonaria de la mayoría de las personas canceladas (que serán asumidas por el gobierno), Valerio Lora Acosta, de 57 años, hace fila para recibir un sobre de la pila organizada en la mesa. A la minera caminó durante 21 años. Hace pocos días era operador de tren de calcina y ahora es un nombre en la lista de los 900 despedidos. “Me siento en el aire, vacío, me hace falta levantarme temprano y mis compañeros”, asegura.

Esta “parada” en Falconbrigde Dominicana le recuerda a las detenciones de 1982 y 1986. También a la última, en agosto pasado, que a su juicio se debió a la exigencia del seguro para chequear y limpiar la maquinaria.

Lora confía en que esa inversión “tan grande” no se va a perder. El ex obrero de la minera fue pensionado, tiene casa propia y “una mujer muy buena”, hizo la salvedad. De aquel jueves 4 de diciembre, fecha de la despedida masiva, tiene fresquita la imagen: ”Hubo mucho desconsuelo.

No estábamos preparados para aguantar golpes así. Había mucha gente joven con familia recién formada; da pena”.

Ramón Reyes intenta no dejar morir la luz de la fe. A la puerta de la minera se reportó durante ventiún años. Allí dejó estampada buena parte de su vida y tres dedos de la mano derecha que se tragó la desgracia. El despido no resume su infortunio, pues no ser pensionado ni recibir sus prestaciones por la deuda en la cooperativa, agranda su desdicha. Reyes espera que se cumpla la promesa del Presidente: con 51 años a cuestas y la discapacidad que tiene, no cree que consiga un puesto para ganarse la vida.

Del edificio de la cooperativa, Rodolfo Beltré fue mandado a la emergencia de un centro médico. Un ex compañero que él reportó por varias faltas, lo agredió el viernes pasado delante de otros camaradas. Una nariz desfigurada y la sangre que no para, lo mantienen interno en Bonao. Antes del ataque, Beltré había confesado que no se sabía quién sentía más dolor: si ellos, los cancelados, o quien entregaba la carta de cesantía.

Beltré y su esposa, la comunicadora Yubelki Santos, viven en la urbanización Fumanchú, donde gracias a un préstamo que ahora pesará más, construyen una casa modesta.

IMPACTO

La deuda de los cancelados

MEDIDAS: El presidente Leonel Fernández prometió pensionar a 90 de los trabajadores que pasan de los 55 años y además llegar a un acuerdo con la institución para asumir la deuda de los cancelados con la cooperativa de la empresa.

DESPIDOS: Nicómedes Paulino, presidente de la Asociación de Comerciantes de la calle Duarte, reveló que por las cancelaciones la economía de la provincia Monseñor Nouel dejará de percibir al menos treinta millones de pesos mensuales.

COMUNICADO: El gerente general de Falcondo, Ernest Mast, informó que los trabajos de la empresa se interrumpen indefinidamente y que le darán mantenimiento a las maquinarias. Mast expuso que la empresa seguirá apoyando actividades educativas y sanitarias. Hasta la fecha, 740 personas quedan trabajando allí.

Altos costos operativos ocasionan despidos en Zonas Francas

SANTO DOMINGO.- El presidente del Grupo M, Fernando Capellán, explicó ayer que debido a los altos costos de producción de la industria de manufacturas del país y los efectos locales de la recesión en Estados Unidos, la empresa se vio en la obligación de reducir su personal para asegurar la buena marcha de sus operaciones en República Dominicana. En un comunicado de prensa, Capellán dijo que la empresa entregó la semana pasada prestaciones laborales a 2,700 empleados de una nómina de 11,300.

“Se trata de una decisión difícil que hemos tomado muy en contra de nuestra voluntad, pero como medida de reestructuración para preservar el bienestar de la compañía y los empleos restantes”, sostuvo.

Dijo que la empresa dilató la decisión por varios meses, pese al costo que implicó y que espera que esta medida pueda ser revertida.

La Unión Nacional de Trabajadores de Zonas Francas, Carlos Gullén, había informado el fin de semana que cuatro mil empleados que laboraban en dicha empresa fueron cancelados por la crisis financiera que afecta al mundo.

El presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera (AEIH), Manuel Cabrera, lamentó ayer la medida e indicó que tendrá un impacto negativo en el consumo, el comercio y en el sostenimiento de estas familias.

“Estamos comenzando a ver los primeros impactos de la crisis en Estados Unidos. Si ellos tomaron esa medida fue en un acto de desesperación para poder mantenerse”, expresó el empresario por teléfono.

Cabrera dijo que tenía la esperanza de que en el país no se produjeran este tipo de acciones que afectan a la clase trabajadora dominicana.

El economista Henri
Hebrard dijo que esto es una evidencia más del impacto que está generando la crisis global sobre la economía dominicana, debido a la baja en la demanda de productos dominicanos en el principal mercado del país, Estados Unidos.

Hebrard señala que, según datos publicados hace tres días por el Departamento de Comercio de EEUU, las exportaciones dominicanas de textiles sufrieron una caída de 20.2% en lo que va de año, al caer de US$909 millones a octubre de 2007 a US$725 millones a octubre de este año. Agregó que las exportaciones hacia ese país en los últimos 12 meses ascendieron a US$876 millones, apenas menos de la mitad de lo que se había exportado en 2006, US$1,550 millones.

El economista coincide con la AEIH en que el impacto se sentirá en el área microeconómica, específicamente en el sector comercial de primera necesidad y en el área de las telecomunicaciones, por la baja en el consumo.

Fuente:Grisbel Medina/Deybidania Rodríguez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: