Sexo al final de la fiesta

sexo-al-final-de-la-fiesta

Las fiestas ya están aquí. Las Navidades no representan la mejor época para el sexo, pero ello no es óbice para que algunas personas lo intenten. Muchas fiestas terminarán felizmente, y hay que llevar cuidado para que la euforia de las celebraciones y su anticipación garanticen siempre buenos momentos.

El estilo de vida en España, a diferencia del de muchos otros países, tiende a alargar el día en exceso. Es algo que suelen mencionar los extranjeras que vienen de visita y que están acostumbradas a días más cortos… Es raro que el inicio de cualquier reunión para cenar ocurra antes de las diez de la noche. Y si a esa hora empieza, ¿a qué hora termina? Luego vienen el café, la sobremesa y la tertulia… Más tarde, quizás unas copas y si apetece marcha, las discotecas están vacías antes de las dos. Por lo tanto, alguien que alarga la fiesta y termina charlando, tomando unas copas y bailando en una discoteca puede estar teniendo sexo a las cinco o las seis de la mañana. Cabe preguntar, ¿cómo tiene el cuerpo —y la mente— la persona a esas horas, tras su larga jornada y la fiesta?

Por otra parte, además del consumo de alcohol —socialmente aceptado e integrado en las costumbres— es triste reconocer que está cada vez más extendido el uso de drogas. Actualmente, la cocaína y las drogas de diseño se han abierto un hueco en muchas situaciones de ocio. Y es bien sabido que estas sustancias no son las mejores aliadas en la cama, a pesar de ciertos espejismos que pueda haber en ese sentido. Si sumamos todos los factores anteriores, es improbable que el sexo realizado tras una fiesta, después de un largo día, sea de muy buena calidad o el más placentero. Eso sí, está claro que a nadie le amarga un dulce.

Hay quienes opinan que el sexo que más se disfruta es el que se practica por la mañana. Para gustos, colores, pero es verdad que hay condiciones que favorecen el rendimiento en el sexo. En la mayoría de los casos esas condiciones se refieren al estado físico y psicológico de las personas en cuestión.

Al igual que en otras ocasiones hemos subrayado la importancia de realizar el sexo en un lugar cómodo y adecuado, consideramos que el estado físico y psicológico de la persona puede ser determinante. Si uno está agotado, estresado… su rendimiento sexual puede ser muy pobre. En esos casos, es mejor descansar, relajarse y buscar un mejor momento.

La calidad en las relaciones sexuales no es siempre una preocupación en la persona o en la pareja. Recordemos que la variedad favorece la salud. Cuando una pareja se limita a una sola práctica y a unos patrones determinados, suele terminar desequilibrada. Asimismo, cuando se tienen despiertos los cinco sentidos, uno es capaz de sentir con más intensidad y de percibir con más sutileza, lo cual le permite un mayor disfrute en el sexo.

¿Te suele gustar tener sexo tras una fiesta? ¿Cuánto crees que afecta tu estado físico y psicológico en tu rendimiento sexual? ¿Y el consumo de alcohol y drogas? ¿Cuál ha sido la experiencia sexual más placentera que has tenido?

Fuente:FHM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: