Las ARS todavía no ofrecen la cobertura para la vacunación

SANTO DOMINGO.- A pesar de que las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) reciben cientos de millones de pesos para dar el servicio de medicina preventiva, como las vacunas, lo niegan a sus afiliados, y es el Estado es el que paga para cubrir esta necesidad. El director del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), Zacarías Garib dijo que si a través del Seguro Familiar de Salud (SFS) se garantizara efectivamente esa cobertura la población dominicana tuviera una mayor protección de inmunización, sobre todo de aquellas vacunas que por sus altos costos están prohibidas a la mayoría de los dominicanos.

Por cada afiliado la ARS recibe RD$600 para medicina preventiva.

Asimismo el hepidemiólogo de la secretaría de Salud Pública sugiere a la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL) establecer un mecanismo que permita crear un modelo de coberturas de vacunas, para que su manejo sea institucional y no particular como ocurre actualmente. En este momento, dijo, los pediatras tienen una neverita en su consultorio para guardar las vacunas que aplican a sus pacientes.

Agregó que trata de evitar que con la vacuna pase igual que con los medicamentos, que cualquiera los importa y los vende al precio que sea. “Todavía estamos a tiempo, para que las vacunas no sean traidas al país en pequeñas cantidades y a costos muy elevados”.

Mayor volumen
Dijo que si el sistema lo asume de manera institucional se podrán adquirir mayores cantidades de vacunas a más bajos precios y con la calidad y efectividad garantizada, ya que su manejo es delicado.

“Hasta ahora las ARS están recibiendo el dinero, pero todavía no se ha decidido el modelo de cómo se va a manejar todo lo concerniente a la vacuna”, señaló Garib, quien agregró que esa cobertura a través del Sistema de Seguridad Social pondría al país en condiciones similares a las de naciones desarrolladas en cuanto a protección.

Dijo que se necesitan las reglamentaciones que incluya la habilitación para operar los centros de acopio y los de aplicación de vacunas, porque ahora se aplican pero no se puede dar la garantía de la eficacia, porque si se transportan o manejan inadecuadamente no hay control de su eficacia en el desarrollo de los anticuerpos.

“Mi aspiración es que la vacunación se haga de manera institucional, no particular. Te pongo como ejemplo la Clinica Gómez Patiño que maneja las vacunas de forma institucional, donde los médicos mandan a sus pacientes a vacunarse, por lo que cada especialista no tiene que tener una neverita”, señaló.

Dijo que la Seguridad Social garantizaría que las vacunas tengan una sostenibilidad y un financiamiento y que su flujo sea continuo.

Las vacunas, dijo, son un bien público. La persona se vacuna para protegerse, pero cuando se protege, lo hace con los demás y es una inversión importante porque evita el ausentismo laboral y escolar y gastos en salud.

DEMANDA
El director del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), Zacarías Garib, reveló que en el país mensualmente 90,000 niños demandan vacunas y que solamente ese organismo está supliendo cuatro millones de dosis anuales, de las vacunas contempladas en el esquema de vacunación.

El esquema incluye la inmunización contra la tuberculosis, la hepatitis B, la poliomielitis; la pentavalente que en un solo pinchazo incluye difteria, tos ferina, tétanos, hepatitis B y meningitis por la bacteria Haemophilus inluenzae B.

Además las vacunas combinas para sarampión, rubéola y papera (SRP); difteria, tos ferina y tétano (DPT); difteria y tétano (DT); sarampión y rubéola (SR); también la de influenza para grupos de alto riesgo y Fiebre Amarilla también para grupos de alto riesgo.

Dijo que la de influenza se está aplicando desde hace dos años a los envejecientes que viven en hogares de ancianos y a los que asisten a residencias de días.

Según las cifras oficiales, nacen cada día unos 600 niños, que al mes suman 18,000 y todos demandan vacunas.

Fuente:listindiario

Anuncios