Vivir y Morir sin Riñones en RD

Santa Rodríguez es una joven dominicana residente en la ciudad de Salcedo que vive sin riñones desde hace muchos años. Su lucha para poder seguir con vida es extenuante, ardua, nada fácil. Como no es posible conseguir un donante de riñón vivo, por su difícil compatibilidad, su esperanza es recibir un riñón de un cadáver. Para ello debe de contar con 600 mil pesos, que ella no tiene. No tiene esa cantidad y ni siquiera lo que necesita para trasladarse a hacerse la diálisis a la ciudad de Santiago tres veces a la semana desde Salcedo.

A pesar de todas las dificultades que enfrenta en su diario vivir, la joven, quien es madre de un niño de siete años, no se da por vencido y lucha, sola, para salvar su vida. Recientemente realizó una rifa de un chivo para conseguir algunos fondos, pero nadie o casi nadie, le compró boletos. “La gente no me apoyó”, dijo con desaliento.

Santa vive en una humilde vivienda localizada en un barrio periférico de la ciudad de Salcedo, cerca de río. Su mamá le hace compañía, y la pobreza también y la desilusión y el desengaño de ver que en este país donde los políticos se roban millones con la más descarada impunidad, ella no puede conseguir ni siquiera unos pesitos para poder ir a dializarse. Y ni mucho menos pensar en los 600 mil que necesita para el trasplante.

Así, entonces, ella aprovecha este humilde espacio para clamar en la distancia por ayuda. “No me quiero morir”, dice con lágrimas en los ojos. “No quiero dejar a mi niño sin madre, porque papá se puede decir que no tiene”.
Ayudémosla, entonces. Ella acepta lo que sea. No dejemos morir a esta madre dominicana víctima del sistema de injusticia social que vive nuestra sociedad. Su dirección es la siguiente: Calle Dr. Tejada Florentino #175, antes del puente Juana Núñez, Salcedo, Provincia Hermanas Mirabal. Su teléfono celular es 829 221-7623.

Fuente:luisalmanzar

Anuncios