Santo Domingo Este sufre crisis de agua y electricidad

SANTO DOMINGO.- Los  constantes apagones de hasta doce horas que sufren varios sectores de la capital tienen azotada a la población, lo que también impide que el agua llegue a los hogares que antes la obtenían con bombas eléctricas.

Residentes en el municipio Santo Domingo Este y la Zona Colonial de la capital manifestaron que los niveles de energía eléctrica son muy bajos, lo que contradice a los funcionarios del área que sostienen que el suministro de energía es normal.

Modesta Mercedes, residente en Los Mina, dijo que la luz dura hasta diez horas sin llegar y que el inversor que tiene ni siquiera se puede cargar.

En algunas partes donde el servicio de energía eléctrica es de 24 horas, la falta de luz también provoca sus estragos, ya que los apagones son de cuatro y cinco horas.

Mientras que la situación es igual de caótica en el suministro de agua potable, pues sin servicio energético a las personas se les imposibilita recibir el líquido, el cual en las pocas horas en que hay energía eléctrica, debe ser halado con bombas o es comprado diariamente a los camiones de expendio.

“Hasta para cepillarme tengo que comprar agua”, aseguró Ramón Santana, quien compra más de cinco cubetas del que calificó como “oro líquido” al día, dependiendo de cómo esté la temperatura.

Los colmaderos también se han quejado de la situación,  ya que han perdido gran parte de sus productos, especialmente embutidos y han tenido que aumentar  los gastos en combustibles para las plantas eléctricas.

La CAASD
La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) explicó que el servicio es normal, ya que ofrecen 400 millones de galones de agua al día. Indica que si en los últimos días el servicio se ha visto afectado es porque depende del suministro eléctrico.

Patricia Arache, portavoz de la entidad, llamó a la población para que ante cualquier inconveniente lo reporte a través de la vía correspondiente.

Indicó que el municipio Santo Domingo Este tiene una producción de cuatro metros cúbicos de agua por día, pues allí opera el acueducto de Santo Domingo Oriental o Barrera de Salinidad.

Arache citó que algunas personas tienen atrasos en su factura o que en algunos casos las tuberías las han cerrado. Dijo que en las zonas donde hay fugas o averías no se presenta escasez de agua y que esto indica el buen funcionamiento del servicio.

Algunos entrevistados por este diario sugirieron que las autoridades de las empresas distribuidoras de electricidad coordinen con la CAASD las suspensiones del servicio de electricidad para evitar mayores inconvenientes y garantizar un servicio adecuado a la población.

Fuente:LVD

Anuncios